El cierre de filas en torno a REPSOL es doblemente indignante.

Independientemente de lo conveniente que pueda resultar para Argentina, del afán nacionalizador de su presidenta, nada socialista ni revolucionaria, por cierto, o de que el pueblo argentino no entienda como tiene que pagar una factura tal alta por el precio de su nafta teniendo los pozos petrolíferos bajo su tierra, lo que me parece absolutamente indignante es la reacción tan unánime del gobierno de Rajoy, de los políticos bipartidistas españoles, de los grandes empresarios y de la banca española, por otra parte tan propia del pensamiento único que defienden, mentiroso, conservador y neoliberal donde los haya.

Esta reacción infantiloide y amenazante a la que se ha sumado la gran parte de la sumisa, ovejuna y acrítica ciudadanía española, y la casi totalidad de la prensa española (siempre exceptuando a los medios alternativos como por ejemplo REBELION.ORG de quien reproducimos su elocuente viñeta o tercera información de quien reproducimos el cuadro ), me parece doblemente irritante. Ni unos ni otros distinguen que no es lo mismo tener la sede central en el Estado español, que ser españolas, como tampoco se acuerdan que. Repsol, Telefónica, Endesa y Gas Natural si que fueron empresas públicas españolas hasta hace 15 años pero hoy no lo son.

• Me parece indignante, por un lado, que Gobierno, Banca, Partidos, Medios y Empresas, en lugar de preocuparse por los empobrecidos españoles, a quienes son precisamente los gobiernos sumisos de PSOE y PP, al dictamen de los mercados, quienes condenan, humillan y engañan, haciéndoles pagar una crisis que ellos no han creado, lo hagan por los “pobres” banqueros y grandes empresarios a quien precisamente el PSOE primero y el PP de Aznar después privatizando REPSOL, le entregaron el Botín, cuando era rentable. Indignante sobre todo que se encolericen, preocupen, amenacen,… para defender a los ricos que los llevan al poder, y que no se enrabieten, preocupen ni amenacen a quienes más tienen y roban, para defender a la ciudadanía a la que se suponen que se deben. • Y en segundo lugar, me parece indignante que escenifiquen tan ostensiblemente lo que es una burda mentira, tratando de vender un daño a España que no es tal –en todo caso será a los magnates propietarios de la petrolera que ya no es mayoritariamente española (más del 51% es capital extranjero) y que además solo declara un 25% de sus beneficios en España. Indignante que exterioricen ahora estos aspavientos cuando deberían de callar, aunque solo fuera por vergüenza, pues fueron Felipe González quien la privatizó, y Aznar el que la remató, quienes nos dejaron sin REPSOL hace ya mucho tiempo. ¿A que viene ahora demonizar a quien supuestamente defiende los intereses del pueblo al que se debe?. Claro que es el mismo libreto que se escenificaba cuando Evo o Chávez nacionalizaban empresas similares en sus respectivos países. Ellos siempre son los demonios y ahora ya tenemos una nueva “demonia”

Quiero finalmente explicitar mi reconocimiento a Cayo Lara y Alberto Garzón, que desde el primer momento empezaron a decir lo correctamente político, mientras la casi totalidad de políticos españoles mentían vociferando lo políticamente correcto, que como casi siempre son medias verdades o intencionales y torticeras declaraciones. Afortunadamente luego hemos podido oir otras voces que clamaban en esta línea, como el economista Juan Torres, el politólogo Carlos Martínez, el político Tardá de ERC, el investigador Jon E. Illescas, Pedro Ramiro del Observatorio de Multinacionales en América Latina o hasta las CCP a las que humildemente pertenezco. Y mucho tendremos que apagar los televisores en España, mucho habrá que dejar de comprar la prensa siempre al servicio de quien paga y mucho habrá que informarse, formarse, reunirse y salir a las calles, si no queremos que la dictadura que vivimos hace no tanto tiempo, vuelva crecida con mentirosos que aprendieron de Goebbels, y fascistas que aprendieron y aún hoy veneran de Franco. Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Argentina, nacionalizaciones, REPSOL, YPF. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El cierre de filas en torno a REPSOL es doblemente indignante.

  1. Eduardo dijo:

    ¡Bravo, compañero! Por fin alguien me da las palabras que necesitaba para explicar de un modo accesible por qué carajo aplaudo la decisión de la presidenta de Argentina.

  2. Anonymous dijo:

    Repsol pago en 1999 la cantidad de algo mas de 15.000 millones de dólares e invirtió otros 20.000, la cosa es sencilla que los argentinos paguen lo invertido y vendido con el beneplácito de su presidente Fernando de la Rua, y hagan las cosas como es de ley y no como piratas asaltando por sorpresa. Es fácil.

  3. Anonymous dijo:

    Te faltará coraje para publicarlo en tu blog. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s