Bases militares americanas en Colombia para atacar América Latina y el Caribe


Hace unos días cuando regresaba desde Medellín a Bogotá en carro –como allá llaman al coche-, fuera de las bellezas naturales de ese maravilloso país, dos lugares me llamaron especialmente la atención cuando atravesaba la región de Cundinamarca. Uno, la base militar de “Palanquero”, y otra, el no tan pequeño municipio de “Madrid”.
La segunda me hizo recordar la burda e intencional manipulación de la información que hace catorce meses hicieron muchos MCS abanderados por quien ya tenía intereses comunes con Uribe y su canal caracol, “el Pais”, o “el mundo”, según la cual, y teóricamente a partir del requisado (y como luego se supo, manipulado) ordenador de Raúl Reyes, las FARC, -según siempre el gobierno colombiano relacionadas con ETA-, planeaban atentar en Madrid. Claro aunque ya Rebelión , Libre Expresión u otros medios alternativos informaron que el Madrid del que se hablaba era este municipio cercano a Bogotá, o que el supuesto mensaje era de algo que había mandado Cano en 2004, aquí en España, hasta un periódico local “La tribuna de Albacete”, daba en portada la falsa noticia, tres días después.
Pero la que más actualidad tiene es la primera, la única base colombiana en la que pueden aterrizar los grandes aviones del ejército de EEUU, que recién acaba de anunciar que contará con 5 bases en este estratégico país. Algunas organizaciones sociales y políticas ya se manifestaron el pasado día 28 en Bogotá, contra la impresentable y anticonstitucional decisión del Presidente Álvaro Uribe quien anunció que va a permitir la instalación de tres bases militares estadounidenses en el país.
Probablemente será en septiembre, cuando el gobierno estadounidense entregue la Base de Manta, en Ecuador, no serán 3 sino 5 las bases colombianas a las que irán mas de 1.400 soldados (algunos disimulados con el eufemismo de “contratistas” con que Estados Unidos ha disfrazado a las tropas en sus guerras mercenarias): Malambo, Apiay, Palanquero (solo aquí invertirán 46 millones de dólares), pedidas por EEUU, mas las de Tolemaida y Larandia que ha propuesto también el gobierno colombiano.
Frente a la propaganda de Alvaro Uribe, según la cual el acuerdo con EEUU les ayudará en la lucha antinarcóticos y antiterrorista, lo mas probable es que este convenio vaya en contra de los caminos de paz que se han buscado, profundice el conflicto interno existente y genere nuevos y dramáticos conflictos externos. No en vano ya han empezado las quejas de Chávez y Correa sabedores de la intención americana de convertir a Colombia en un país hostil para sus vecinos de la región, y transformarlo en la punta de lanza de la expansión y represión de los Estados Unidos
Para más INRI, en Colombia, según su constitución Nacional, está totalmente prohibido el acuartelamiento de tropas extranjeras, pues la magna norma sólo permite el tránsito autorizado previamente por el Congreso y bajo el concepto favorable del Consejo de Estado. Por lo que esta peligrosa decisión vulnera la soberanía nacional colombiana tal y como han denunciado tanto la CUT de Colombia, como incluso algunos importantes dirigentes nacionales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en America Latina, Colombia, Desmilitarizacion, imperialismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s