Rechazamos totalmente la jornada laboral de 65 Horas


LA UE , TRAS SUS INFUMABLES DIRECTIVAS BOLKESTEIN O LA DE LA VERGÜENZA SOBRE EL RETORNO DE INMIGRANTES, NUEVAMENTE NOS AGREDE ATENTANDO CONTRA LOS DERECHOS LABORALES Y SOCIALES CON LA DIRECTIVA DE TIEMPO DE TRABAJO.
Los ministros de trabajo de la UE han dado luz verde a un texto que revisa la Directiva que regula el tiempo de trabajo. Entre otras medidas, este texto permitiría ampliar la jornada laboral a 60 horas semanales e incluso a 65 para sectores como el sanitario o los servicios de emergencia.
Cremos que se trata de una nueva aberración y en esta ocasión del mayor ataque a los derechos laborales en toda la historia de la Europa moderna. Permitir el aumento dela jornada laboral a esos límites supone una grave involución de los logros conseguidos gracias a la clase obrera que se ven reflejadas en los principios de la OIT, cuando la tendencia deberia ser la contraria: TRABAJAR MENOS PARA QUE OTROS PUEDAN HACERLO.
Curiosamente esta nueva involución estaba paralizada desde 2004 a causa de la posición de España, Chipre, Italia y Francia; Ahora sin embargo ya ha sido posible gracias a las victorias de Sarkozy y Berlusconi, que con la Merkel vienen a formar el nuevo trio ultra europeo y decantan la balanza.
En nuestra opinión la propuesta ha salido ahora adelante para avalar el incumplimiento que ya está ocurriendo en muchos países en cuanto al tiempo máximo de jornada laboral como ocurre en los sectores sanitario o del transporte.
Incrementar la jornada laboral a 60 ó a 65 horas semanales para los trabajadores de los servicios sanitarios y de emergencia, estipulando un periodo de referencia de 12 meses para el cálculo de la media de horas laborales, es una barbaridad ya que cuanto mayor es el periodo, mayor es el riesgo de que los trabajadores se vean sometidos a jornadas laborales abusivas.
La Directiva introduce también la llamada “cláusula opt-out” según la cual empresarios y trabajadores podrían acordar un incremento de la jornada laboral, lo cual no hará sino profundizar en una mayor precarización en el empleo y consolidar la individualización de las relaciones laborales.
Otra de las modificaciones que se ha aprobado modificar es la relativa al concepto de tiempo de trabajo intentando que no se consideren como tiempo de trabajo los periodos que, aún permaneciendo en el lugar de trabajo, o estando requeridos, los trabajadores, no estén realizando un trabajo efectivo, como es el caso de las guardias médicas.
En definitiva, esta propuesta de Directiva supone un grave ataque a los derechos de los trabajadores y demuestra la orientación que está tomando la Unión Europea más preocupada por garantizar los beneficios de las empresas que de proteger el Estado social: una Europa donde casi siempre gana el mercado y siempre pierde el ciudadano.
Desde Izquierda Unida llamaremos a las movilizaciones y a la contestación por parte de los trabajadores a estas medidas, y as´, nuestro Grupo de la Izquierda Unitaria iniciará cuantas medidas sean necesarias, junto con los sindicatos europeos para combatir este grave ataque a los derechos laborales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en articulos, Europa, Izquierda roja verde y violeta, Politica, trabajo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s